¡Gracias Guaviare! Thank you Guaviare!

¡Gracias Guaviare! Thank you Guaviare!

04 Junio 2015
Elizabeth Gallón Droste

Hace dos semanas concluimos la tercera etapa de Sinfonía Trópico, la cual nos llevó a la Amazonía colombiana. Seleccionamos San José de Guaviare como centro y punto de partida de nuestras actividades.

Fue una excelente elección: inmediatamente nos sentimos bienvenidos por el municipio y el departamento donde se encuentran socios muy capaces y entusiasmados, y tuvimos la oportunidad única de trabajar con un grupo increíblemente talentoso de jóvenes. De hecho, después de encontrarnos con tanta belleza en Guaviare, sigue siendo difícil acostumbrarse al clima frío de Berlín.

Guaviare no fue al azar. Es un departamento con una larga historia de conflicto y con altas tasas alarmantes de deforestación. Con la excepción de Caquetá, no hay otro departamento con mayor deforestación. Por lo tanto, no es de extrañarse que el enfoque ambiental de nuestro trabajo se base en demostrar el valor, la riqueza y la belleza de los bosques y su papel en la conformación de la identidad de las personas que viven en la Amazonia colombiana.

Artísticamente, el centro de nuestro trabajo en Guaviare fue el vídeo, el cine y la fotografía. Trabajamos con más de 50 adolescentes enseñándoles a grabar videos documentales y a tomar fotografías, abriendo así sus ojos al medio ambiente, tanto en su belleza y riesgos. Fuimos afortunados de tener como socios a Ambulante Mas Allá, un grupo de documentalistas de Bogotá. Ellos trabajaron durante tres intensas semanas (de hecho, por el día y por la noche) en cortometrajes que debían ser presentados durante nuestros eventos el 17 de mayo.

También trabajamos con Mateo Pérez, fotógrafo y profesor de fotografía de la Facultad de Artes de la Universidad Javeriana de Bogotá. Mateo trabajó con un grupo de jóvenes estudiantes, enseñándoles una amplia gama de diferentes aspectos de la fotografía. El grupo creó su propio papel fotográfico de fibra orgánica - fique, luego construyeron una cámara oscura, desarrollaron sus propias impresiones e hicieron varias excursiones fotográficas en el bosque tropical y parques junto al mismo.

Los jóvenes artistas del Colectivo Atempo encontraron una manera impresionante para incentivar la conciencia sobre el número de árboles que se cortan en el Guaviare todos los días. El 14 de mayo, contaron durante 16 horas y colocaron 18.992 pequeños palos en la plaza en frente la alcaldía, un palito por cada árbol que cayó ese día. También se organizó la pintura de otro "Mural de la Diversidad" que se ha convertido nuestra firma en los espacios públicos dentro de las comunidades que visitamos.

El resultado de nuestro trabajo fueron tres cortos documentales que están actualmente en fase de postproducción y, una vez finalizados, se espera que sean ampliamente difundidos. Éstos se enfocaron en la actual situación de los ríos y los recursos hídricos, la deforestación y el papel de los jóvenes para influir en las decisions hacia un futuro sostenible. Igualmente abrimos una exposición fotográfica y organizamos un acto de clausura que contó con composiciones dedicadas además, de un texto de los pueblos indígenas, jóvenes raperos y músicos tradicionales.

Estamos muy agradecidos con las personas de Guaviare, en particular con la Alcaldía de la Ciudad de San José de Guaviare, Geovanny Gómez Criales, y nuestro socio Warner Valencia Sánchez, y los más de 40 participantes de nuestros talleres. Muchas gracias por trabajar con nosotros – ¡les aseguramos que nos enamoramos de Guaviare y volveremos!

Charlotte Streck y Lillevan